Psiquiatría

Dr. Emilio Rubén Sotomayor Muñoz

 

 

 

 

 

¿Qué es la Psiquiatría o Siquiatría? (del griego psiqué, alma, e iatréia, curación):

Es una especialidad de la medicina que estudia  los trastornos mentales, con el objetivo de prevenir, evaluar, diagnosticar, tratar y rehabilitar a las personas con estas afecciones  y asegurar su autonomía y adaptación a las condiciones de su existencia, de manera tal que ese paciente pueda recuperarse o en todo caso tener la mejor calidad de vida posible con los tratamientos intentados.

El estudio objetivo y riguroso de los problemas mentales es relativamente nuevo. Todavía en el siglo XIX los enfermos mentales eran recluidos en asilos donde recibían "tratamientos morales" con el fin de disminuir su "confusión mental" y "restituir la razón". En el siglo XIX surgió por primera vez el concepto de "enfermedad mental" y la psiquiatría haría su ingreso definitivo a la medicina.

Como ciencia médica  utiliza también el método científico o la psiquiatría basada en la evidencia y considera tanto los factores biológicos como psicológicos, socio/culturales y antropológicos. Así por ejemplo se comprueba mediante estadística analítica, la utilidad real de un fármaco frente a otro sin efectos denominado placebo o que en determinadas circunstancias un paciente presenta más riesgo de padecer determinados comportamientos o complicaciones.

 

 

Enfermedades que trata la Psiquiatría

 Depresión

Estados de ansiedad

Anorexia. Bulimia

Manías

Fobias

Hipocondría

Trastornos obsesivo-compulsivos

                                                          Neurosis. Psicosis

Esquizofrenia

Demencias

                                                           Drogadicción

Alteraciones del sueño. Insomnio crónico

Juego patológico. Ludopatía

Enuresis

Duelos no resueltos

Trastornos de la conducta

Alteraciones emocionales

 

La Psiquiatría se enfrenta a algo muy complejo como es el cerebro humano y el comportamiento. Somos un alma metida dentro de una estructura biológica complicada, que no deja de ser pura química, pues estamos determinados por nuestra genética y las sustancias químicas que esta ordena producir, como las hormonas cerebrales. Y encima somos consecuencia de las circunstancias que a cada uno nos toca vivir, el entorno social, familiar, los golpes de la vida, las situaciones que nos toca vivir para las que nadie nos preparó....situaciones a las que cada uno responde a su manera, somos iguales pero a la vez distintos. Y esas situaciones pueden marcarnos hasta el punto del desbordamiento que se traduce en la afección mental.

Los pacientes con afecciones psiquiátricas se quejan muchas veces de no ser “entendidos”, y esto es comprensible, pues objetivamente no se ve en ellos que haya fiebre o un hueso roto, pero los pacientes que han tenido por ejemplo una depresión grave, saben del intenso sufrimiento que produce, es el dolor del alma, al paciente no lo es fácil expresar lo que le bulle en la cabeza porque no comprende cómo ha ocurrido. Mientras una persona con el brazo roto sabe que ocurrió por un golpe y podría estar de buen ánimo, salir con sus amigos, ir al cine, etc., un paciente con una depresión grave, aparentemente “sano”, es incapaz de salir de casa o hablar, se aísla y todo está en contra.

Otros pacientes tienen factores genéticos o familiares predictivos de enfermedad, y alteraciones neurofisiológicas y neuroanatómicas, que requieren tratamiento psiquiátrico psicofarmacológico, ya que no se recuperarán por simple acción de su voluntad, igual que un diabético, no regulará su azúcar en sangre por un simple acto de voluntad.

Algunas de estas enfermedades no tienen hoy por hoy un tratamiento curativo, es decir un tratamiento que haga desaparecer del todo la afección, como es el caso de la Esquizofrenia, el Trastorno Bipolar, los Trastornos de la Personalidad, y otros; pero los tratamientos psicofarmacológicos, la psicoterapia, la educación familiar y del propio paciente, o las intervenciones psicosociales, pueden disminuir el sufrimiento del paciente y de la familia.

Los tratamientos más importantes en Psiquiatría son los:

 

  • Biológicos, como los psicofármacos que neuromodulan el funcionamiento cerebral. 

  • Quirúrgicos, como la cirugía estereoatáxica en trastornos psiquiátricos graves, que no responden a medicación (efectuadas por Neurocirujanos).

  • Psicoterapéuticos, consistentes en la aplicación de técnicas psicológicas individuales o en grupo, para intentar modificar actitudes o mejorar la capacidad de elaboración de conflictos de los pacientes, empleados también por psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales, etc. Hay estudios que indican, que más importante que tal o cual corriente terapéutica (cognitivo conductual, psicoanalítica, sistémica, humanista, etc., etc.) es la cercanía y compromiso profesional lo que determina los mayores índices de éxito terapéutico de estas técnicas.

 En el sector público, dada la masificación de la demanda y la limitación de recursos, los psiquiatras deben utilizar principalmente abordajes psicofarmacológicos, ya que de lo contrario, las listas de espera de los pacientes serían inasumibles. La atención privada contempla más dedicación a la psicoterapia, dedicando tiempo al diálogo psicológico con el paciente, dando lugar a que este pueda descargar mejor sus conflictos emocionales, aquello de que “hablar de una pena alivia el pesar que produce”, a la vez que damos pautas y herramientas de conducta para el futuro.

Una última reflexión orientada hacia el optimismo, es que a medida que la ciencia avanza, nos va aportando nuevos instrumentos médicos de lucha contra la enfermedad, que pueden devenir de la genética y las investigaciones con “células madre”, como los estudios de neurofisiología, y neuroanatomía vinculados a las enfermedades psiquiátricas, y otros muchos avances, que podrían en algún futuro cercano, dar mejor respuesta y mejoría a algunas de estas enfermedades.

Dr. Emilio Sotomayor Muñoz, 03.02.14.

 

 

Noticias
Médicas



Un líquido bioactivo controla la piorrea

2017-01-24
Atrae a la zona dañada las células madre del hueso. Un nuevo... Leer mas

Grabarse durante el cepillado mejora la higiene bucodental.

2016-10-20
Las selfies, o las imágenes de uno mismo que se toman habitu... Leer mas

Hipertensión, tabaco, azúcar y obesidad, principales factores de riesgo en 2015

2016-10-07
ESTUDIO EN 'THE LANCET' Hipertensión, tabaco, azúcar y obes... Leer mas

Identifican químicos propios distintivos del síndrome de fatiga crónica

2016-08-30
Identifican químicos propios distintivos del síndrome de fat... Leer mas

Siete de cada diez mujeres recurren a las plantas medicinales cuando hacen dieta en

2016-08-30

Siete de cada diez mujeres recurren a las plantas medicin... Leer mas



La Asociación Americana del Cáncer aconseja vacunar del VPH a varones preadolescent

2016-07-21
La Asociación Americana del Cáncer aconseja vacunar del VPH ... Leer mas

C/ Eria del Hospital, 19 bajo
33510 - Pola de siero - Asturias
TLF y FAX: 985 72 64 81 /82
correo@policlinicosierosalud.com
Aviso legal | diseño web: